El catálogo está en construcción... Por lo cual alguno de los títulos no los encontraréis. Preguntad porque puede que sí esté disponible.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Bello como una prisión en llamas


"Este breve y magnífico libro de Julius Van Daal cuenta un episodio ocurrido en 1780 en Londres, cuando la abolición de la ley papista desembocó en un motín en el que se mezclaron la ginebra, los pobres y las ganas de linchar a los poderosos. La historia es de plena actualidad, pues leyendo sus páginas no es fácil evocar todas las manifestaciones callejeras que se están desarrollando en diversos países. Al lector español le recordará a todo lo ocurrido en Madrid, principalmente en lo que atañe a “Rodea el Congreso” y el choque entre la policía y el pueblo. Pero en aquel entonces eran más brutos: Londres arde, se arrasa con las destilerías para sumergirse en una borrachera colectiva, hay muertos y heridos, la ciudad acaba convertida en una gigantesca revuelta en llamas. Escrito como una especie de reportaje histórico, es uno de los textos más interesantes de este año. Lo prueban, por ejemplo, estos fragmentos:  

Los pobres no inspiraron temor por sus aspiraciones, que eran aún menos capaces de formular que hoy día, sino por la fulgurante revelación de su “estar juntos”: una manada cuya domesticación no era sino un barniz superficial y que amenazaba con regresar a la primera ocasión a la independencia soñadora del estado salvaje… corderos dispuestos a comerse a sus pastores. Pese a que sus amos redoblaron sus esfuerzos por reforzar su dominación (con o sin vaselina), en lo sucesivo los pobres ya no podían ignorar que constituían la fuerza central de la naciente sociedad urbana, máxime cuando habían mostrado a toda Europa, mediante el frenesí de sus orgías, la nueva universalidad de su clase, susceptible de derribar los muros de las bastillas y de poner el mundo patas arriba… 

El Parlamento reanuda sus actividades ese martes 6 de junio, y para permitir que los diputados ocupen sus escaños se despliegan todos los guardias a caballo con los que cuenta Londres. Concentrada tras las filas de jinetes, una multitud acude a abuchear a los traidores y a calibrar las fuerzas en presencia."

Páginas: 130
PVP: 10




No hay comentarios:

Publicar un comentario