El catálogo está en construcción... Por lo cual alguno de los títulos no los encontraréis. Preguntad porque puede que sí esté disponible.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Emisarios de la nada - Historia del Nihilismo Ruso

"Una punky borracha con una botella de cerveza en la mano y una blasfemia gratuita en la boca, un intelectual que lo pone todo a parir sin levantarse del sillón de su casa, una bohemia moderna que coquetea con lo que ella misma llama pretenciosamente arte, o un okupa jovenzuelo y “radical” que sufre una erección cada vez que tira una piedra a la cristalera de un banco, son algunas de las imágenes que generalmente evoca en la mayoría de la gente la palabra “nihilista”; eso cuando no simplemente la figura de un misterioso personaje de cabellos largos y barba, ataviado totalmente de negro, con ojos de poseso y una bomba de mecha en la mano. Falsedades, manipulaciones y caricaturas alrededor del nihilismo, incomprensión, cuando no desconocimiento, sobre lo que persigue – sobre todo lo que ha perseguido históricamente -, y una absoluta ignorancia dentro de los círculos antagonistas, lo cual es aun más preocupante, sobre el movimiento nihilista, es lo que se palpa en el ambiente, sobre todo en el activismo político de corte radical en relación al nihilismo y su posterior transformación en la corriente insurrecionalista del anarquismo. Se tiene al alcance de la mano miles de libros sobre comunismo libertario o marxismo, sobre las revoluciones rusa, española o mexicana, sobre los años de plomo en Italia, sobre los consejos obreros, sobre el MIL y los grupos autónomos, sobre el anarcosindicalismo, sobre los ilegalistas,... en fin, sobre un largo etcétera de corrientes, movimientos y periodos radicales e insurrectos a lo largo y ancho de la Historia. Hay de todo, excepto el nihilismo, condenado al olvido."

Páginas: 40
PVP: 3'50  

Hazte con nuestra edición a través de: Página Oficial de Facebook | Perfil de Facebook | Correo electrónico.

Échanos una mano - Colabora con Cruz Negra Anarquista

No hay comentarios:

Publicar un comentario